Archivo de la categoría: Uncategorized

Resultados Sngular 2019

Dice nuestro Ignacio García Hernández (https://t.co/xdR8n8HdsA), que los resultados de @Sngular de 2019 fueron “espectaculares”.

Yo sólo os confirmo que los números en Sngular suelen ser eso: el resultado… pero nunca el objetivo más importante.

https://t.co/PpY6iknWXQ

Manfred se integra en Sngular

Estamos MUUUY contentos de poder incorporar a Manfred y a todo el equipazo liderado por David Bonilla a nuestra querida familia Sngular.

Ahora Sngular será aun más grande y más diversa, también más difícil de resumir o etiquetar porque no sé si esto es ya una empresa, o una familia, o una familia de empresas… pero sí sé que desde hoy somos mucho mejores.

Gracias a David por traerse a Sngular su proyecto, su equipo, su ilusión. Le ayudaremos a que siga siendo él pero con las vitaminas y los refuerzos que desde el resto de Sngular le podamos ofrecer para que haga su proyecto aún más potente.

Aquí lo anunciaba Sngular

https://www.sngular.com/es/acuerdo-integracion-manfred-ecosistema-sngular/

Y así lo contó David:

Por qué vendemos nuestra empresa con 1 año de vida (y está bien)

:-)

Bienvenido equipo Manfred !!!

JOSÉ CALDERÓN JOINS SNGULAR

BRINGS HIS POINT GUARD SKILLS TO TECHNOLOGY

February 1, 2020 – Former NBA standout José Manuel Calderón has partnered with Sngular, an international technology solutions provider, as an advisor. Drawing on his 14 years of experience in the NBA, Mr. Calderón will share with Sngular’s employees and clients lessons on teamwork, excellence and adaptability.

Commenting on the signing of Mr. Calderón, Sngular’s U.S. Managing Director, Alma Miller, explained, “We believe there are many parallels between the fast-paced and highly competitive world of professional sports and the ever-changing world of technology services and solutions. We’re excited to learn from José Manuel what he feels are the keys to succeeding as a team in a dynamic, challenging environment like the one we operate in.”

Asked about his approach to his new role as an advisor to Sngular, Mr. Calderón explained, “With any team, be it in the NBA or in the world of technology, the key to success is the quality and dedication of your people. My hope is that I can help my new teammates be better.  It’s really no different than my job as a point guard in the NBA.”

In January, Mr. Calderón helped inaugurate Sngular’s new technology hub in Pittsburgh, Pennsylvania, speaking on the importance of building a strong internal work culture. In the upcoming weeks, Mr. Calderón will participate in roundtable discussions and seminars with Sngular’s employees and clients in the U.S. and Spain, while also advising Sngular on various startup ventures and corporate social responsibility initiatives.

“In this new role, José Manuel will be an invaluable asset for Sngular,” said Sngular’s President José Luis Vallejo. “José brings a unique perspective to our organization and a wealth of knowledge and experience. Our thought is that his participation in these regularly scheduled programs will help Sngular attract and retain the most inspired, dedicated and talented people in our industry. Especially those who share our same values.”

Calderón began his NBA career in 2005, signing with the Toronto Raptors after several years of playing professionally in Europe. The Spanish point guard played for the Raptors for seven seasons before being traded to the Detroit Pistons in 2012. After a year with the Pistons, he went on to play for the Dallas Mavericks, New York Knicks, Los Angeles Lakers, Atlanta Hawks and Cleveland Cavaliers before returning to Detroit in 2019. During his 14-year career in the NBA, Calderón left his mark on and off the court, leading the league in free throw percentage (2008- 2009) and three-point shooting percentage (2012-2013) while also working on global initiatives as an ambassador for UNICEF and as the creator of his own foundation.

In addition to his NBA career, Calderón also had a successful basketball career at the international level, representing his home country of Spain in numerous FIBA EuroBaskets and World Cups, as well as the last four Summer Olympic Games. During this time Mr. Calderón brought home a remarkable total of 11 medals in international competitions.

Asked about this new venture, Mr. Calderón said, “After a lifetime of playing basketball, I’m excited to take on a role that allows me to share what I’ve learned with remarkably talented people who are working on the front lines of what has to be the most relevant industry in the world today – technology.  This is all very new to me and that’s precisely what I love about this challenge.”

Parece que fue ayer, pero en realidad fue antes de ayer, cuando nos dio por hacer eventos en Sngular.

Parece que fue ayer cuando, ya hace dos años, inaugurábamos en C/Labastida 1 nuestro “sHub Madrid”, la primera oficina de Sngular convertida en un Hub. Dentro de nuestro edificio, concebido como un espacio muy diáfano y versátil que propicia la mezcla, la relación entre diferentes disciplinas, queríamos que nuestra nueva oficina de Madrid tuviera un espacio siempre disponible para realizar eventos donde compartir con la comunidad nuestras ganas de colaborar y de aprender juntos.

dav

En poco tiempo nos vimos gestionando una agenda repleta de todo tipo de eventos de formación técnica, de metodologías, de presentación de startups, de innovación en modelos de negocio… Atrajimos a nuestro “sHub” (Hub o sitio de encuentro, al estilo Sngular) a comunidades ya existentes con las que sintonizábamos y a las que intentamos ayudar con nuestro espacio, siempre gratuito y siempre abierto a personas y temas interesantes. Nuestro compañero Javier Martín, director de Innovación Abierta en Sngular, empezó a montar sus observatorios, sus think tanks de diferentes temáticas (blockchain, insurtech, traveltech, OKR…).

Nuestros clientes nos empezaron a pedir el espacio para hacer algunas de sus sesiones de “encierro” lejos de sus oficinas y de su día a día. Javier nos cuenta en un artículo en este número de Nvision muchos de los eventos y actividades que han pasado por aquí en los últimos meses. Las cifras de eventos y personas que nos han visitado son impresionantes, para un espacio que es sólo un centro de trabajo con vocación de punto de encuentro.

Lo cierto es que, después de esta experiencia con la oficina de Madrid, hemos procurado convertir algunas otras oficinas de Sngular en sHubs. Así, hace ahora sólo un año (24 octubre 2018) se inauguró el sHubSevilla, casi a la vez que el sHubBadajoz y, esta misma semana, nuestros compañeros de Pittsburgh (Pensilvania, USA) se están mudado a un local mayor (con espacio para unas 100 personas) donde podamos tener igualmente un espacio abierto para eventos, formación, etc., por lo que ya podemos hablar también del sHubPittsburg. Espero que pronto hagamos este cambio en otras oficinas aprovechando que se irán quedando pequeñas en los próximos meses.

Lo cierto es que, ahora que en una oficina como la de Madrid, podemos tener 3 o 4 eventos semanales de 100 personas, parece que esto de organizar eventos lo llevamos haciendo toda la vida, pero recuerdo bien lo especial que fue para nosotros organizar nuestro primer evento Sngular: el Sngular810 (porque fue el 8 de octubre, de 2015), hace sólo 4 años. Fue el evento en el que, con más ilusión que precaución, decidimos presentar en público la marca Sngular haciendo algo que fuera diferente. Liamos a varios amigos, expertos en materias distintas cada uno, para que prepararan charlas de futuro, de tecnología, de sociedad, de salud…. Convocamos a clientes y amigos a un evento donde no había un guion establecido, donde todo sería sorpresa… y reunimos en Kinépolis de Madrid a 500 asistentes e incluso una lista de espera que nos costó gestionar.

El mes antes de aquel evento, con nuestra nueva marca todavía en pañales, hicimos aplicaciones webs, aplicaciones móviles, herramientas de análisis de lenguaje natural a partir de redes sociales, y un sistema de votación en directo para que el público contestara unos cuestionarios, con esos cuestionarios se movían unos rankings (al estilo eurovisión) para elegir un grupo de 6 charlas que se impartieron, y quedaron un grupo de 6 charlas (de 6 ponentes top que habían preparado sus charlas con mucho esfuerzo en los días previos) a los que simplemente dimos las gracias, pero que no pudieron impartir sus charlas. Casi todos se lo tomaron bien, aunque ninguno me había creído del todo cuando les había explicado la dinámica del evento y que existía ese riesgo. Creo que sigo siendo amigo de todos todavía. 

Uno de aquellos ponentes, el profesor y emprendedor Julián de Cabo, escribe en nuestro próximo número de Nvision (sngular.com/es/nvision) y nos cuenta cómo recordó aquel evento.

Julián nos dio la charla “emprender a los 50”, porque hubo muchos votos del público interesándose por emprender, por el crecimiento de la esperanza de vida, por la formación continua y por reinventarse profesionalmente. Había una matriz secreta que ponderaba las 20 respuestas de la encuesta de temas de más interés con las 12 charlas disponibles. Para estresar aún más a los ponentes, tenían sólo 10 minutos para su conferencia, y el público desde sus móviles daba “likes” sobre la marcha a la propia charla. Había un termómetro en el fondo de la gran pantalla, al lado de la presentación, que subía la temperatura con los likes y cuando se alcanzaba una cierta temperatura, se concedían 3 minutos extras de presentación. Muchos ponentes nos confesaron estar más preocupados por cómo estaba el termómetro del público que por lo que habían venido a contar. Casi todos los ponentes consiguieron su tiempo extra.

En medio de las charlas había “juegos de magia” tecnológica. Con las indicaciones de nuestro conductor, Evaristo Nogales, ahora nuestro director de estrategia, aparecía una opción de menú nueva en sus móviles. En ella, utilizando información que el móvil extraía de cada uno de los usuarios a partir de sus perfiles y comentarios en redes sociales, les mostrábamos a cada persona la información de lo que podíamos saber de ellos, también de qué aplicaciones móviles tenían instaladas o solían utilizar (todos habían dado consentimiento para acceder a esta información en sus móviles y toda esta información que les asustaba que pudiéramos obtener, se destruyó al terminar el evento).

Era un evento para hablar de futuro y de tecnología, pero sobre todo para hablar de cómo las empresas pueden usarla para adaptarse a su audiencia, de cómo conocer a sus clientes a partir de información diversa, de cómo modificar los comportamientos con la tecnología… Para hacerlo, unimos capacidades que antes teníamos empresas distintas y que se habían unido en una nueva marca, Sngular, y pensamos que la mejor manera de contar lo que podíamos hacer, ahora juntos en una única empresa, era mostrando algunos ejemplos.

En aquel momento, hace 4 años, en Sngular éramos 220 personas, en 6 oficinas en 3 países. Hoy somos 670 personas, en 15 oficinas, en 5 países. Esta semana hemos abierto una oficina en Singapur con nuestros primeros clientes allí. Pero además de crecer en tamaño, sobre todo en estos años, hemos incorporado competencias nuevas de IoT, de Blockchain, de Salesforce, de VR, de Gaming, de BigData, de Artificial Intelligence… En este momento, tenemos una variedad de clientes y sectores que nos permiten multiplicar el impacto de nuestros proyectos.

A nuestros habituales proyectos de software a medida para grandes clientes, hoy podemos añadir una variedad de proyectos anecdóticos en tamaño pero que dan idea de la gran variedad de disciplinas y especialistas que tenemos en nuestro equipo. Tenemos un videojuego para la Sony PlayStation 4, unos juegos infantiles para móviles, top en varios rankings, de dinosaurios a los que puedes hablar y que aprenden con las conversaciones ya que padres y niños tienen 2 millones de conversaciones semanales con ellos. También tenemos unos 20 asistentes virtuales de voz realizados para clientes, varios ejemplos de VR para proyectos “digital twins” del sector industrial, distintos proyectos de arte interactivo para grandes museos internacionales, tenemos proyectos de “edge computing” y robótica para “smartcities” e industria.

Me resulta muy difícil imaginar qué tipo de evento podríamos organizar, dentro de un año, para nuestro 5 cumpleaños, con el que poder mostrar a nuestros clientes o amigos lo que se puede hacer mezclando nuestras distintas “DKC” (a nuestras competencias o especializaciones les llamamos Digital Key Capabilities). Así que, probablemente optemos por celebrar nuestro quinto cumpleaños de una manera distribuida en sedes diferentes y momentos distintos, con actividades mensuales, con publicaciones periódicas que culminen en un evento allá por el 10 de octubre del 2020, al que ya en la casa, aficionados a las siglas y los acertijos, empezamos a llamar el proyecto 1010×2 (el 10 del 10 del año 2020). No sé si sería mejor simplemente organizar un fiestón con los amigos y poner música, o si será un desastre de comunicación el intentar mezclar demasiadas cosas.

Lo que sí tengo claro es que lo que más me gustaría tener dentro de un año es poder tener la misma sensación que en aquel Sngular810  en el que un equipo entero estaba, a la vez, estresado e ilusionado, como niños pequeños, volcados todos en hacer algo juntos, en generar algo distinto poder regalarlo a todos nuestros amigos. Hoy seguimos todos sintiéndonos parte de algo que queremos que siga fuera de cualquier guión.

Vuelta al cole y lanzamiento de ‘nVision’

Vuelta al cole (no me digáis que en estas fechas no es un título original :-) )

Sí, ya estamos casi todos de vuelta. Este año conseguí tomarme 4 semanas, ¡cuatro semanas!, de vacaciones, seguidas, sin interrupciones… Me había organizado bien… todos los temas en marcha en manos de gente capaz, de mi confianza (hasta aquí, la verdad, como siempre, como otros años), el mensaje de respuesta automática disuasoria de correo de vacaciones, este año algo más efectivo (decía algo así como que si no reenviabas el mensaje a jlvallejo+urgent@sngular.com, que no iba a leerlo pronto), una chuletita o lista en el móvil donde me apuntaba todo lo que se me ocurría o quería hacer a la vuelta pero donde me prometía a mí mismo evitar hacer, responder o iniciar cualquier cosa que pudiera esperar a principios de septiembre.

También me puse unos objetivos tontos para desconectar…: 1) dejarme olvidado el teléfono en casa siempre que saliera con mi mujer o alguno de mis hijos que sí llevaran ellos el móvil… eso me dio bastante tranquilidad de estar localizado por alguien de mi familia pero no ver entrar ningún mensaje entrante del resto del mundo; 2) me comprometí en público (entre compañeros del trabajo) a no enviar más de 50 emails en todas las vacaciones; y 3) no leer en pantalla sino algún libro físico… y algunos otros pequeños trucos que yo mismo sé que me evitarían caer en algunas trampas (como no mirar el móvil hasta después de terminar de desayunar…)

Funcionó! En una semana me di cuenta de que pasó algún día sin mirar el correo, ni los mensajes ni las redes sociales. Pasé tiempo con mi familia, llegando incluso a estar en el mismo lugar y tiempo que ellos o incluso haciendo con ellos una sola cosa a la vez. He tenido varios planes distintos durante las vacaciones, con más gente y con menos gente, algo de ciudad, algo de campo y algo de playa… pero siempre tranquilas y desde luego, las vacaciones que necesitaba.

¿Y la vuelta? Se supone que después de una mayor desconexión, llegaría un mayor trauma del estrés de volverse a subir en marcha a este bólido de Sngular que va a mil por hora… (por eso inconscientemente muchos años realmente no quería desconectar del todo porque pensaba que era mejor no hacer dos cambios bruscos)… Pues la verdad es que la vuelta también muy bien. Mi mujer estaba un poco escéptica de que después de unas vacaciones tranquis no volviera a estresarme a los dos días volviendo a enfangarme en mil historias. Pero en mi lista de objetivos de este año he tenido más claro que otras veces que cada vez debo hacer menos cosas, elegirlas bien para que sean las correctas y conseguir hacerlas mejor. Eso de menos es más o el que mucho abarca… o vísteme despacio… da igual… en mi caso lo he resumido en “para meterme en una nueva historia, me tengo que salir de dos”. Y me he hecho una lista de todas las cosas que intento compaginar, de todas las reuniones periódicas a las que asisto, de todos los compromisos que adquiero y los poco que voy discontinuando… Y antes de asumir algo nuevo, miro la lista e intento ver si soy capaz de sacrificar dos actividades de tiempo equivalente para asumir un compromiso. Si quiero ir a pilates una hora más a la semana, tengo que quitarme reuniones obligatorias de 2 horas en semana. Si quiero participar en el arranque de otra startup invertida por Sngular, tengo que ver qué dos startups del portfolio puedo delegar en una persona de mi confianza. De momento, un mes después de la vuelta, sigo eliminando cosas y simplificando mi agenda. Mi mujer ahora dice que puede que el agobio me venga si me paso de frenada y luego me aburro…, el caso es tenerme siempre en vilo ;-)

Bueno… continuando con mi post anterior, tenía dos mensajes… uno era que yo necesitaba vacaciones…y ya os he dado “el parte” de que he vuelto perfectamente de ganas, de energía, también con esos típicos buenos propósitos de estas fecha que, en mi caso, son priorizar mejor mis diversos frentes para así ser capaz de poner más foco en cada cosa que haga.

La otra promesa que os hacía es que voy a buscar la manera de compartir más acerca de lo que venimos haciendo en Sngular y, efectivamente, después de “hacer hueco”, entre las pocas cosas que he sumado a mis nuevas tareas este año, está la de ayudar a mis compañeros de comunicación de Sngular para que toda la información de la compañía circule más, dentro de la empresa, y hacia fuera, hacia ese ecosistema cada vez más complejo que nos rodea.

En los próximos días sale a la luz un primer número de una newsletter llamada “nVision”. nVision es un canal (newsletter y web) a través del cual desde Sngular queremos compartir ideas, proyectos, tecnologías, tendencias, eventos, actividades divulgativas o formativas, así como oportunidades de colaboración que surgen dentro del ecosistema de Sngular. Este ecosistema está formado por sus profesionales (sngulares), sus clientes, por empresas participadas o invertidas, por sus socios inversores, por empresas colaboradoras especializadas (en tecnologías, en formación, en metodología…), por las comunidades de código abierto, por la innovación abierta o corporaciones que se mezclan con startups, y en general por todas aquellas personas que habitualmente comparten con nosotros la idea de que es el aprendizaje mutuo, y la capacidad de conectar personas y proyectos, lo que más nos hace crecer a todos. 

Sngular dispone de otros canales especializados en tendencias y perspectivas de futuro, como el blog y newsletter futurizable.com… pero en este caso nVision (sngular.com/nvision) se trata de una comunicación enfocada en los proyectos e iniciativas que ya, en el presente, podemos impulsar a nuestro alrededor y, compartiéndolos, buscamos hacer realidad, entre todos, que ese futuro que estamos visionando como nuestro futuro deseado se convierta en realidad .

Ya sé!, otro palabro inventado…. por qué, si hablamos de ‘visionar’ esta iniciativa no se llama ‘visión’ (en español) o ‘envision’ (en inglés)… Pues, ya sabéis, en Sngular siempre nos gusta enredar con los nombres, dar nuestro toque o estilo particular y en este caso, como con nuestra marca a la que le falta una vocal, también hemos decidido quitarle una a la palabra ‘envision’ para conseguir que sea nuestra sngular nVision. Espero que os parezca interesante la iniciativa, el contenido, y la comunidad que construimos alrededor de nVision.

¿algo más que añadir sobre la vuelta al cole? ¿alguna perspectiva macro o recomendación estratégica sesuda?¿algún feeling de la desaceleración contagiosa y de todos los grandes retos globales que nos acechan?… La verdad es que no. No puedo dar mi nVision ;-) de cómo va a ser este nuevo año escolar. Mi única recomendación o consejo, para mi equipo, para mí mismo, para el que lo quiera, es que cada uno se prepare su nueva mochila para el cole haciendo hueco cada uno para elegir bien lo que considere más importante en su camino: unos aprovechando para crecer, otros para recuperar agilidad, otros para consolidar o desapalancar…. Yo ya tengo listos mis rotuladores de colores, mis libretas nuevas, mis lápices y gomas de borrar a punto y todo listo para un nuevo curso en el que no sé si la economía mundial irá como un cohete o si empezarán pronto las curvas, pero sí sé que tengo un equipo de compañeros que ha vuelto al cole con las mismas ganas que yo de enfrentarse con energía a lo que toque y esa es la mayor garantía que puedo tener de que, según venga el camino, sabremos entre todos aprovechar para acelerar en las rectas o si hace falta también agarrarnos en las curvas.

No sé si aumentaré mucho mi frecuencia de entradas en este blog… Yo que tú, por si acaso, y dado que la mayoría de las cosas de las que escribo tarde o temprano terminan mezcladas y teniendo alguna relación con algunas de las actividades del ecosistema de Sngular, si quieres seguirme la pista te recomiendo que sigas nVision. Te puedes apuntar y desapuntar cuando quieras en sngular.com/es/nvision.

Yo, pronto, cerrado por vacaciones. Sngular, siempre, abierto, por filosofía.

Un amigo (no tiene otro nombre) me alababa esta semana explicando a otra persona acerca de Sngular porque decía que yo contaba abiertamente en mi blog todo lo que iba pasándole a mi querida Sngular y que, de manera transparente y “en tiempo real”, hablaba sobre nuestra estrategia, nuestra cultura, nuestros planes, nuestros logros… Según le escuchaba, yo pensaba “tengo que volver a poner cosas en el blog porque, a la velocidad que vamos, se nos queda anticuado todo muy rápido”… y por eso hoy abro mi wordpress para actualizar algo en el blog y veo que mi última entrada es de hace ¡5 meses! así que, estaréis conmigo en que eso de “tiempo real”, lo que se dice tiempo real… es más bien porque mi amigo (Felix Lozano) es realmente muy amigo.

Como me da pereza revisar todo de lo que hablaba en mi blog hace 5 meses (que encima era acerca de un audio de 90 minutos en el que no recuerdo bien de todo lo que me dio tiempo a hablar) y me da todavía más pereza hacer ahora una recapitulación de todo lo que ha sucedido en este tiempo en la empresa, para lo que tendría que revisar mi agenda o los resúmenes de todas nuestras reuniones de seguimiento para estar así seguro de que no me dejo olvidado nada relevante. Como, por ejemplo, así como datos que puedan resultar sencillos, sólo en los dos últimos meses se han incorporado con nosotros los equipos de una empresa de Córdoba (Sopinet Growing Startups) y de otra en Madrid (OpenShine) … y seguro que aunque me esfuerce en contar un montón de cosas, me arriesgo seguro a que alguien de Sngular en particular se pueda sentir mal por haberme olvidado justo de su último gran logro… Pues he decidido hacer algo distinto…: Voy a hablar de cómo me siento justo ahora antes de irme de vacaciones y voy a asumir ya un compromiso, aquí, en público, de que Sngular, a la vuelta de verano, se compromete a comunicar más y mejor todo lo que hacemos, todo lo que probamos dentro de casa, lo que nos sale bien o mal, lo que queremos conseguir en los próximos años…

Sobre cómo me siento, seré rápido en resumirlo… : necesito vacaciones… Afortunadamente no tenemos en Sngular grandes preocupaciones en este momento salvo las habituales: cómo encontramos a la gente que nos falta, cómo damos el siguiente reto a las personas que piden cancha, cómo elegir con buen criterio entre las distintas iniciativas en las que podemos invertir … cómo seguir siendo nosotros a pesar del crecimiento (¡del 50% anual!).

Parecería que son todos problemas de primer mundo (happy problems como dicen los modernos), que más que preocupaciones deberían ser estímulos positivos para crecer, para mejorar, para seguir haciendo cosas chulas… Pero lo cierto es que durante todo el año voy acumulando una sensación de deuda creciente cada vez con más gente, cada vez con más frentes diversos que preparo de manera más superficial, y un miedo creciente a que se me olviden cosas que para otras personas son importantes. Este año he conseguido estar más tiempo con mi familia y viajar muchísimo menos que el año pasado… pero no he reducido mi sensación de deuda con mi familia, no he conseguido dejar de mirar el móvil cada dos por tres porque a esta hora de Madrid en la que uno debería estar tranquilo en casita, resulta que en México o en Chile o en USA estábamos pendiente de algo muy importante para alguien de nuestro equipo.

La semana pasada tuvimos en Madrid nuestro encuentro estratégico de verano, al que vinieron unas 60 personas de todos nuestros centros de trabajo (15 ciudades en 4 países), en representación de los 640 sngulares que somos ya actualmente, y donde hicimos balance de cómo va el año, compartimos visiones, montamos dinámicas para mejorar cosas o poner en marcha nuevas iniciativas… y terminamos la semana con una fiesta de inicio de verano para la gente de España… Todas las sensaciones fueron superpositivas, todo el mundo ilusionado con lo que tenemos por delante… pero yo, al final de semana, pensaba… qué más me falta para conseguir, esta vez sí, desconectar este verano… ¿lo conseguiré esta vez?

De hecho, hice esa absurda búsqueda en google de qué móvil comprarme para desconectar este verano (pensando en un móvil para llevar en la bici, en la playa, donde no entren correos ni wasaps…) pero evidentemente los wasaps de mi familia sí… entonces… cómo se reprograma uno a sí mismo para dejarse llevar, para no preocuparse de todo, para confiar en que todo puede esperar a la vuelta de vacaciones. Después de tanto tiempo siempre conectado, siempre disponible, manejando (más o menos bien) el estrés de que pasen siempre muchas cosas a la vez… ¿me estaré perdiendo esa otra forma de pasar el rato sin aprovechar para ver qué tal va todo o leerme mil noticias o artículos que dicen todos mis contactos que son super interesantes?

Este año, lo voy a intentar en serio… voy a intentar hacer esa desconexión que no se mide en el tiempo que dedicas al portátil o al móvil sino en intentar de verdad conseguir pensar en cada momento sólo en lo que uno tiene delante y que espero que sea mucho tiempo para perder el tiempo, o para ganarlo, junto a mi mujer, mis hijos, mi familia y amigos.

Y respecto a lo que Sngular puede hacer para seguir contando todo lo que vamos haciendo… Cada vez más me encuentro a gente que me dice “sé que hacéis muchas cosas diversas, que sois diferentes, que hablan bien de vosotros, pero no me queda claro los proyectos o productos o servicios que ofrecéis o estoy perdido con todas esas startups en las que os metéis” … Pues queda hecha ya la promesa de que para el nuevo curso escolar tenemos previstos nuevos canales para contar los proyectos que hacemos para clientes o que lanzamos nosotros mismos o las empresas en las que invertimos o que se unen a nuestro ecosistema de innovación y tecnología…

También iremos haciendo públicas progresivamente nuestras iniciativas internas con las que pretendemos potenciar el desarrollo del equipo, o con las que buscamos clientes que comparten nuestra filosofía de relación profesional. Para ello, pondremos en abierto partes de nuestro modelo de empresa, de nuestras herramientas y procedimientos internos, nuestro sistema operativo de empresa, porque creemos que lo que se da a la comunidad, se recibe amplificado. Si quieres seguirnos, para que no se te olvide en Septiembre, puedes apuntarte ya a nuestra futura newsletter donde iremos contando por fascículos un poco de todo… Además, será en septiembre, cuando todo el mundo empieza los coleccionables… Si en Septiembre hay gente que se compra el primer fascículo de …por ejemplo… “Construye tu propio Juan Sebastián Elcano, palillo a palillo… ” pues sin duda parece un buen momento del año para empezar una iniciativa de newsletter que probablemente sea en cierto modo también un coleccionable, en el que iremos compartiendo, por entregas, toda nuestra empresa.

Pero eso de compartir… hasta el manual de bienvenida a nuestros empleados… ¿no será compartir el secreto de la CocaCola en una empresa que tiene, nos parece a nosotros, cosas únicas?… Ojalá nos salgan muchos imitadores o empresas que compartan nuestro modo de relacionarnos porque al contrario de lo que podría parecer, que podríamos perder una ventaja de diferenciación, eso querrá decir que, automáticamente, serán empresas con las que será mucho más fácil colaborar. Hoy precisamente una empresa amiga de creatividad, PS21, nos copiaba nuestro modo gráfico de presentar las credenciales como un puzzle de competencias de distintos colores… hasta nuestros mismos colores de categorías para las competencias les gustaron :-)

Creemos que nuestro sector está mutando, que los profesionales y las empresas demandan nuevos modelo de relación y que son afortunadamente modelos cada vez más colaborativos y menos competitivos y esa filosofía abierta a la comunidad es la que nos ha traído hasta aquí: mezclando capacidades de empresas, mezclando equipos que han entendido que se puede hacer mucho más uniendo fuerzas para conquistar nuevos espacios, y no cercando con una valla nuestra pequeña parcela de conocimiento o de mercado.

Todo eso será ya en Septiembre, seguro que en vacaciones todos acumularemos ideas e iniciativas para poner en marcha cuanto antes y seguro que volveremos con las pilas cargadas, queriendo ofrecer servicios distintos, montar un montón de observatorios y meetups para rodearnos de expertos en todos los temas que nos interesan y seguiremos mezclándolo todo… de hecho ya tengo alguna sorpresa muy chula para anunciar a primeros de septiembre… pero ahora toca desmezclar, ir desactivando threads cerebrales poco a poco en los próximos días y dejar aparcado un poquito el futuro para disfrutar, del presente, junto a quienes más queremos.

Podcast sobre mi vida (profesional) y milagros (de momento ninguno)

Os dejo el enlace a esta entrevista que me hizo el buen amigo Jose Carlos Cortizo en su espacio “En Digital“. Como hablamos de todo un poco, y durante unos 90 minutos, os facilito el guión y minutaje de la entrevista que ha publicado José Carlos.

https://en.digital/podcast/83-entrevista-jose-luis-vallejo-sngular

  • 00:30Bienvenida y presentación del episodio 83  por parte de José Carlos Cortizo (cofundador y Director de Marketing de BrainSINS y presentador del programa).
  • 06:30José Luis Vallejo nos cuenta sus inicios en el mundo digital
  • 10:15Llegamos al momento en el que José Luis Vallejo crea Medianet junto a su socio, un negocio de consultoría clásica de IT. Desde Medianet se invirtió en algunos proyectos tipo startup, como fue el caso de BuyVip, donde José Luis Vallejo, desde Medianet, fue tanto socio tecnológico como socio de la compañía.
  • 14:00Hablamos de cómo se monta una consultora clásica, los retos a los que se enfrentó José Luis Vallejo y su socio a la hora de crear Medianet.
  • 21:00José Luis nos explica la creación de Sngular, un nuevo negocio que surge de la unión de Medianet con otras empresas en distintos ámbitos pero que nace con objetivos distintos a los de Medianet. José Luis nos explica qué empresas se integraron y el proceso de creación de Sngular.
  • 28:00José Luis nos cuenta cómo se organiza una empresa tan diversa como Sngular, en formato “capas”.
  • 38:00Hablamos de CoolPaintVR, un juego para PS4 VR realizado por Sngular Ventures
  • 39:30Hablamos de Sngular Visión, una parte de Sngular que está en contacto con las distintas comunidades tecnológicas y todo lo que pasa alrededor de Sngular. Dentro de esta parte está Futurizable, los Observatorios de Sngular, eventos que apoya Sngular, etc.
  • 43:45José Luis nos cuenta por qué los equipos de Sngular están mezclados unos con otros, tanto en distintas localizaciones como en la misma localización.
  • 44:30Hablamos de cómo José Luis Vallejo dedica parte de su tiempo a ser un facilitador de relaciones internas. Por ello, José Luis se va sentando a lo largo del año con distintos equipos y trata de que establezcan lazos personas dentro de Sngular que pueden tener sinergias potenciales. También nos cuenta cosas que hace Sngular para que pase esta “mezcla” de equipos.
  • 48:30Hablamos de cómo surge una startup como https://frysbe.com/ dentro de Sngular y cómo se organizan internamente para fomentar este tipo de iniciativas
  • 56:00Hablamos de cómo Sngular está entrando en Mexico y Estados Unidos, dos mercados muy distintos pero que aportan a Sngular mucho crecimiento. José Luis nos cuenta peculiaridades de ambos mercados.
  • 1:02:40¿En qué hay que tener cuidado a la hora de establecer empresas en Mexico y Estados Unidos? José Luis nos cuenta sus aprendizajes al respecto
  • 1:07:30Hablamos con José Luis Vallejo acerca de su actividad como Business Angel y sobre todo sus inversiones en mundo de la biotecnología.
  • 1:18:00Hablamos de la experiencia de José Luis Vallejo en BuyVip, pero sobre todo las diferencias entre una compañía que se crea a “fuego lento” como Sngular vs una empresa de “doble o nada continuo” como era BuyVip.
  • 1:25:00¿Cómo ves Sngular de aquí a dentro de 5 años?

Mi “hasta luego” de Facebook

Copio a continuación el mensaje que he colgado en FB y que probablemente será mi última entrada en esta red social.

Me estoy descargando toda mi información de Facebook y probablemente borre mi cuenta de FB en los próximos días.

Ya hace tiempo (más de un año) que apenas cuento por aquí (por FB) cosas personales. Sólo publico de vez en cuando temas de trabajo que seguiréis viendo en la página de Sngular o bien noticias generales o vídeos curiosos que podéis encontrar en cualquier otro sitio. Así que entiendo que mis amigos tampoco os perderéis mucho a partir de ahora.

Desgraciadamente cada vez entiendo menos Facebook y la información que me filtra de todos vosotros me resulta cada vez de menos utilidad y tampoco me parece la mejor forma de invertir mi tiempo para mantener el contacto con mis amigos de verdad, que seguro que son muchos menos de los mil y pico conocidos que me atribuye FB.

Recordad que “me tocan los cojones” los anuncios SIN IVA, que estoy “hasta los huevos” del ninguneo, en sus múltiples variantes, de todos los políticos a mi desconectada Extremadura. Seguiré en otros sitios estas particulares cruzadas contra el sinIVA y el sinAVE.

De mi opinión del resto de temas, evolucionan lo normal con la edad: me voy haciendo cada vez menos tolerante a las gilipolleces, las manipulaciones, los mensajes populistas, el cortoplacismo, la injusticia, la discriminación, la incultura y la falta de buenos ejemplos por sobreinformacion de absurdeces con las que estamos intoxicando, entre todos, a nuestros hijos….

En fin, si es posible nos seguimos la pista en persona, o a través de los amigos y familiares. Y si no queda más remedio, seguiremos en contacto por otras vías online. Tenéis mi dirección de email: jlv@sngular.com; mi cuenta de twitter @jlvallejo , mi perfil de linkedin es linkedin/in/jlvallejo y muy de vez en cuando escribiré alguna reflexión en mi blog http://www.jlvallejo.com.

Un abrazo grande!

Sngular – “500 y subiendo”

(Copia del email en español dirigido a todos los compañeros de Sngular en Mayo de 2018)

“500 and up”

<longVersion>

(algún día haremos la película)

</longVersion>

 

<mediumVersion>

Desde hace 10 años, hay una reunión al principio de cada año en donde se revisan los objetivos globales y estratégicos de Sngular. La reunión se llama SMS pero eso ya lo explicaremos otro día. Como casi todo en esta empresa, los objetivos globales se acuerdan atendiendo a las preocupaciones e intereses de varias personas que intentamos representar a toda la compañía. Repasando las listas de los temas que aparecen recurrentemente entre las preocupaciones de todos los SMS veo que siempre está un tema central expresado de distintas maneras cada año… :”¿qué vamos a hacer para seguir manteniendo nuestra cultura / seguir siendo una familia / mantener nuestro ADN? “…ahora que vamos a ser ya casi 100 personas” (dijimos en el 2011), “…ahora que casi somos 200” (dijimos en el 2014), “…ahora que vamos a ser pronto 300” (dijimos en Enero de 2017) y “…ahora que vamos a pasar de los 500 en algún momento del año” (dijimos este Enero de 2018)

Parece que los números redondos nos dan un poco de miedo y cada vez que vamos a romper alguna frontera de las centenas nos entra el pánico-efecto2000 de que nada será lo que era y nos acercamos al fin del mundo. Me he entretenido en sacar una gráfica de la cantidad de sngulares (y antiguamente pre-sngulares) que éramos al final de los últimos años y resulta que más o menos en los últimos 12 años,… cada 3 años multiplicamos el tamaño de nuestro equipo por 2!!, y cada 5 años lo multiplicamos por 3!!… Es un porcentaje espectacular para una empresa que siempre ha sido prudente en fichar sólo a gente que queremos con nosotros a largo plazo y no únicamente para sacar adelante un proyecto concreto. Resulta que el próximo lunes 28 de mayo seremos ya un equipo de 500 personas!!!!!.

También, yo que soy de los más mayores o antiguos, recuerdo muchas conversaciones de “esto ya no es lo que era” cuando a partir de los 30 empleados tuvimos que dejar de celebrar todos los cumpleaños el día que era y tuvimos que agrupar los cumpleaños en los viernes o varios en un mismo mes. Recuerdo también mi frustración cuando un día ya no podía saberme el nombre de todos mis compañeros, creo que se produjo en algún momento alrededor del equipo de 150 personas. Quizá para el año que viene tengamos que empezar a organizar eventos de verano por ciudades y no por países… quien sabe las concesiones que nos esperan. Pero también han aparecido cosas nuevas que no existían hasta hace sólo 3 años, como los Tuttifrutis que van ganando adeptos en cada una de las oficinas, el uso de los canales de slack, o la incorporación del amigo de todos, Alfred.

Espero y confío en que siempre pondremos la energía, los recursos y los medios que hagan falta para que junto con la ilusión en nuestro proyecto común sigamos  generando vínculos de confianza y compañerismo entre todos nosotros. No hace falta sabernos la vida de todos los demás para comprobar que cuando uno trabaja en un proyecto con cualquier de nuestros sngulares, en cualquier parte del mundo, hay ya desde el inicio un montón de cosas que compartimos. Sólo hay que pasarse por cualquiera de nuestras 10 oficinas para comprobar que tenemos un montón de “sabores” distintos de Sngular pero que hay una materia prima humana común que nos caracteriza y que hace que sea muy fácil generar relaciones profesionales y personales dentro de esta grande y extendida familia multicultural.

Lo que sí espero es que en el SMS de principios de 2019, alguien vuelva a decir… a ver cómo intensificamos comunicación, organizamos iniciativas multipaís, definimos retos internos distribuidos, organizamos la formación, coordinamos las dkcs, potenciamos los eventos, retransmitimos los eventos de todos los Hubs, para conseguir que aunque en 2019 se batan otros records numéricos… nunca nos sintamos tratados como números sino como personas.

Además de celebrar este verano que somos ya una familia de más de 500 (creo que el comité de festejos está ya en ello)… ¿cómo podemos ayudar todos nosotros a que esto siga creciendo pero sigamos siendo una familia profesional por mucho tiempo? Creo que podemos ayudar todos de dos manera:

  • recomendando gente para incorporar a nuestro equipo que pensemos que profesional y humanamente encajen con nosotros. Debemos ser cada vez más exigentes en que cada nueva incorporación refuerce aún más nuestra forma de ser. No nos valen profesionales mediocres pero tampoco profesionales expertos que no vengan a trabajar en equipo con una forma de hacer como la nuestra.

  • manteniendo nuestro espíritu inconformista y positivo. Como os decía en mi correo sobre “Challenge your Company”… que nadie se conforme con lo que tenemos, que nadie crea que hemos conseguido algo duradero si no lo cuidamos. Sigamos trabajando para que este sea el sitio donde nos gusta trabajar, donde más oportunidades consigamos para que crezcan todos nuestros compañeros, donde tengamos proyectos cada vez más retadores y relevantes, donde todo el mundo bueno quiera venir trabajar.

Nuestro nombre Sngular, es más un adjetivo que un nombre, y por ello nos vale para combinarlo con muchos sustantivos, nos vale para caracterizar una forma peculiar de hacer muchas cosas. Una de las cosas más increíbles que hemos hecho hasta ahora, es conseguir que nuestra forma de ser y nuestra forma de hacer sea nuestra identidad por encima de lo que nos propongamos hacer en el futuro. Nuestra capacidad para relacionarnos, mezclarnos y conseguir cosas únicas entre todos es sin duda algo que nos caracteriza. Me gustaría demostrar a todo el mundo que se puede seguir siendo una gran familia profesional de 500 personas en la que nos tratemos unos a otros de la manera más personalizada posible. Y, de 1000, también..

</mediumVerson>

 

<shortVersion>

Vamos 300!!  500!!,   AU !! AUU !!  AUU !!! :-)

</shortVersion>

Tweet de resumen:

Hoy hemos superado un reto en : no el de llegar a ser 500 personas, sino el de demostrar que, a pesar de ser ya 500, se puede seguir siendo una familia profesional en donde nadie se sienta un número.